Migajas tan viejas como el mundo

Durante siglos, el pan ha sido uno de los alimentos más consumidos en el mundo. Fragante, crujiente y genuino, nunca falla en nuestras mesas. Y con el esparcimiento de la máquina de pan se ha vuelto muy práctico y rápido prepararlo.

pane-antico-blogHasta el día de hoy se creía que sus orígenes estaban ligados al inicio de las actividades agrícolas y el cultivo de cereales en el Neolítico (9.000 a.C. aproximadamente). En cambio, un equipo de arqueólogos de las Universidades de Copenhague, Cambridge y University College London ha encontrado algunas migajas carbonizadas que posponen su nacimiento en 4 mil años.

El descubrimiento tuvo lugar en Shubayqa 1, un sitio nómada de cazadores-recolectores en el noreste de Jordania en el área del Desierto Negro.

De los cereales a la harina

pane-antico-blogLos veinticuatro artefactos encontrados permitieron plantear la hipótesis de los ingredientes utilizados en la elaboración de este pan ancestral: espelta, trigo silvestre, cebada y avena espontánea. También se han encontrado rastros de tubérculos, crucíferas y legumbres de semillas pequeñas, que nos permiten conocer más sobre la dieta de la época.

Aproximadamente la mitad de los granos desenterrados muestran un patrón irregular con bordes rotos. Según los expertos, esto significa que se molieron para crear una especie de harina. Parece que el uso intensivo de herramientas abrasivas estaba muy extendido en ese momento. Fue en Shubayqa 1 donde se encontró el conjunto más amplio de herramientas de este tipo.

También se sabe que los cazadores-recolectores del período Paleolítico Superior (23.000 aC) producían harina a partir de hierbas silvestres.

Cocido a la piedra

Según el equipo arqueológico, la falta de un hallazgo de horno significaría que el pan probablemente se horneó sobre las cenizas del fuego o sobre una piedra caliente. De las migas también se desprende que debe haber sido un tipo de pan plano sin levadura.

El siguiente paso es intentar reconstruir la receta detrás de la preparación de este pan, para revelar su sabor. Desde los primeros resultados parece que tenía un sabor muy pronunciado, muy diferente al que estamos acostumbrados hoy.

Al concluir los análisis, los investigadores formularon hipótesis para comprender el papel de este alimento en la dieta de las poblaciones de la época. Parece poco probable que fuera un alimento básico, ya que es laborioso recolectar manualmente una gran cantidad de granos silvestres y molerlos. Por otro lado, es posible que fuera elaborado por cazadores-recolectores nómadas como suministro de alimento en vista de su posterior movimiento. También puede haber sido consumido durante un banquete de convivencia o un evento ritual.